Home
Nosotros
Servicios
Portafolio
Hosting
Blog
Contáctanos

El empeño del imperio Facebook en mezclar sus apps me hace dejar de usarlas (y no, no quiero compartir mis post de Instagram)

Repetidamente Facebook lleva a cabo planes para fomentar el uso de sus aplicaciones de modo que puedan recopilar más fácilmente información nuestra, a través de múltiples canales. Eso puede generar rechazo. No solo a mí. La estampida que se produjo hace unos meses, cuando WhatsApp decidió cambiar sus términos de uso, hacia otras aplicaciones alternativas como Telegram y Signal es un ejemplo.

Si bien es cierto que en la Unión Europea, a causa de nuestras leyes de protección de datos, Facebook no podría compartir datos entre WhatsApp y su principal red social, el hecho de que deja la puerta abierta a esta posibilidad (y que incluso las autoridades de datos creen que puede pasar) generó mucha desconfianza.

Facebook e Instagram cada vez más integrados

Facebook

Ahora, los usuarios de Instagram estamos viendo cómo, si nos despistamos un poco, cualquier cosa que subamos a las historias o al feed de Instagram, se va a compartir también en nuestro perfil o nuestras historias de Facebook. Y yo, personalmente, no quiero hacerlo, aunque me insistan mucho en ello.

Esta integración entre las dos redes sociales no es solo en el ámbito público. En las comunicaciones privadas ya hay una total integración entre Messenger de Facebook e Instagram Direct, aunque en Genbeta ya te hemos enseñado cómo puedes hacer para controlar quién te escribe.

Hay un razón muy simple para no querer esa integración. Facebook e Instagram son dos redes independientes. Aunque sean del mismo imperio de marketing, para los usuarios cada una llegó en un momento de nuestras vidas y tiene un formato diferente. Personalmente, en Facebook tengo a mucha familia, amigos que he hecho desde que era una post-adolescente y los temas que me aparecen mucho son de política (tengo que decir que me gusta la política y no me molesta del todo, aunque sí me moleste tener que leer mucha información falsa).

En Instagram estoy en contacto con personas que he conocido más recientemente o personas que tienen mis mismos intereses aunque no nos conozcamos en persona. Y uso Instagram más como un entretenimiento para leer a personas que me interesan y conectarme con gente con gustos e intereses similares. Obviamente, con el paso del tiempo, he pasado a usar Facebook mucho menos que Instagram. Como hemos hecho muchas personas.

La reinvención de Facebook parece pasar por que compartas exactamente lo que subes a Instagram

Img 20211024 122822

Llevamos años viendo cómo Facebook se ha convertido en una red social para personas mayores. Y que ahora nos obliguen a compartir las historias y el feed de nuestro Instagram con la otra red social en decadencia parece un parche. ¿No tiene este imperio social la capacidad de renovar Facebook en vez de insistirnos en cada publicación que compartamos exactamente el mismo contenido que publicamos en Instagram?

En vez de solucionar los constantes problemas que ya hemos analizado desde Genbeta, como lo pesado que se hace editar una publicación para las páginas de Facebook o la limitación de no poder subir un vídeo y una foto en la misma publicación, la solución parece ser coneguir que cada cosa que publicamos en nuestro Instagram pase también por Facebook.

Y, cierto es, que si no te das cuenta, tu historia acabará en ambas redes a la vez. Cuando publicas contenido en tu story, abajo en la izquierda tienes dos pequeños círculos (como puedes ver en la captura de pantalla anterior). tienes que pulsar largo sobre ellos, y quitar la opción, marcada por defecto, de que se comparta en Facebook. Además, ten en cuenta que si, tras realizar este paso editas algo de tu historia (le pones un texto, Gif, música, filtro…), se volverá a marcar automáticamente la opción que acabas de quitar y tu historia se publicará en ambas redes.

Personalmente, cuando Messenger para el teléfono pasó a permitirme solo escribir mensajes privados a través de una aplicación y no con el navegador, como sí podemos hacer con el PC y como yo siempre había hecho, lo que consiguió no fue que me descargase el Messenger y usase una más de las aplicaciones de esta empresa para conectarme con gente, sino que dejase de hablar con toda esa gente que tengo agregada al Facebook. Y que en muchas ocasiones no tienen mi teléfono para escribirme al WhatsApp (o a otras similares de mensajería). Así que el resultado fue que obtengan menos datos privados míos, porque al Facebook solo accedo desde mi móvil, entonces acumulo muchos mensajes sin responder desde hace años.

Si Instagram sigue haciéndome dar pasos de más para una simple publicación, cabe la posibilidad de que cada vez me apetezca menos usarla también.


La noticia

El empeño del imperio Facebook en mezclar sus apps me hace dejar de usarlas (y no, no quiero compartir mis post de Instagram)

fue publicada originalmente en

Genbeta

por
Bárbara Bécares

.