Home
Nosotros
Servicios
Portafolio
Hosting
Blog
Contáctanos

Bajar la potencia para ahorrar en la luz: cómo saber por Internet si puedes hacerlo según tus picos de consumo

La factura de la luz sigue más cara que nunca (y subiendo). Como consumidores, siempre podemos tomar algunas medidas a las que ayuda conocer por Internet el consumo eléctrico en tiempo real, pero su efecto en lo que paguemos a final será bastante limitado si seguimos batiendo récords cada día.

Hoy vamos a proponerte otra medida, en el caso de que sea posible: reducir la potencia máxima contratada. Antes de continuar tenemos que entender qué es. Según el Ministerio, el “término de potencia” es “un precio fijo que se calcula multiplicando la potencia contratada, por los días que engloba la factura y por el término de potencia del precio PVPC que el Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital establece”.

Potencia Maxima

La potencia contratada puede suponer un gran gasto dentro del total de la factura.

Como usuarios, podemos elegir el término de potencia según nuestras necesidades. Si solemos encender a la vez una vitrocerámica de 2 kW, el microondas de 1,5 kW y una estufa de 1 kW, sabemos que con una potencia contratada de 3,45 kW, la más típica, no nos llegará y es muy probable que salte el diferencial del cuadro eléctrico y se vaya la luz en casa. Así, para ese caso, necesitaríamos como mínimo 4,5 kW (2+1,5+1). Y decimos como mínimo, porque si tienes una tele con un consumo de 200 W y sueles encenderla mientras utilizas el resto de cosas, ya te pasarías de esa cifra.

El problema del término de potencia frente a la energía consumida es que, gastemos lo que gastemos, lo pagaremos de forma fija. Así que, si tenemos contratada una potencia muy alta que nunca alcanzamos en casa, estamos literalmente tirando dinero. Lo que vamos a explicar es cómo saber por Internet si puedes bajar la potencia en base a los picos de los últimos meses, en los que veremos si hemos superado la cifra contratada en algunos momentos o si nos hemos quedado lejos.

Cómo saber qué potencia tenemos y cuál ha sido el pico para bajarla o dejarla igual: la clave está en nuestra distribuidora

Para tomar una decisión basada en datos, lo primero que tenemos que ver qué potencia tenemos contratada. Nuestra distribuidora (Endesa Energía XXI en mi caso) nos lo dirá a través de la aplicación, pero si lo que queremos es saberlo de forma directa, podemos acudir a una de las últimas facturas, en papel o en PDF. En mi caso, en el apartado “Datos del contrato”, puedo ver la cantidad bajo el nombre “potencia contratada”. Así aparece:

Potencia Contratada

Ya conocemos qué potencia tenemos contratada. Ahora nos toca saber si en los últimos tiempos la hemos superado o nos hemos quedado lejos. Para ello, tenemos que conseguir acceder con nuestros datos a la web de nuestra distribuidora. Esta compañía no es la que nos envía la factura cada mes, que sería la comercializadora, sino una que no podemos elegir al tratarse de un monopolio geográfico. Son las encargadas de llevar la electricidad desde los centros de transformación hasta los puntos de suministro. Si quieres saber la tuya, lo mejor es que te guíes por el siguiente mapa de Elekluz.

Mapa

Como en ciertas comunidades autónomas, puede haber más de una, para saber concretamente cuál es nuestra distribuidora (de las 333 que hay en España, aunque la mayoría de clientes se reparte entre cinco grande). tenemos que mirar el código CUPS, acrónimo de Código Universal de Punto de Suministro. Según comiencen, podremos saber qué distribuidora tenemos:

  • Nedgia: ES0230
  • Nortegas: ES0229
  • Redexis: ES0238
  • Endesa: ES0031
  • Iberdrola: ES0021
  • Unión Fenosa: ES0022

Una vez sepamos nuestra distribuidora, deberemos registrarnos en su web correspondiente, que vemos a continuación. Normalmente piden nombres y apellidos, NIF u otro documento identificativo, dirección, etc.

Así puedes ver los picos de potencia

Al iniciar sesión en una web como la de la distribuidora de Endesa, se nos presentan muchas opciones, desde las que podemos acceder a varias opciones referentes a nuestro contrato.

Distribucion

Web de la distribuidora de Endesa una vez hemos iniciado sesión.

En el apartado de ‘Potencia máxima demandada‘, es se puede observar cual es la máxima potencia que mi casa ha demandado a la red en cada mes. Como vemos en la captura, en agosto llegamos a 3,252 kW. Esto sirve para decidir si subir la potencia contratada en el contrato, que en mi caso no sería necesario por no llegar al límite contratado. De hecho, incluso podría reducir a 3,45 kW con cierto margen.

Agosto Luz

Pulsando sobre el mes en cuestión, aparece la potencia máxima demandada en los tramos punta (el más caro) y valle (el más barato). Conviene tenerlo muy en cuenta, porque desde el cambio en la factura de junio los consumidores que tengan la tarifa 2.0TD pueden contratar dos potencias diferentes para los tramos punta y valle, lo que ayuda incluso más a ahorrar. Hay que recordar que, al ser todo el fin de semana período valle, y no solamente el período de 00 a 08 de la mañana, una potencia muy baja para valle puede hacer que tengamos problemas para aclimatar la casa mientras cocinamos y vemos el televisor, etc. Además, el precio de la potencia en valle es un 95% más barato que en punta, así que aunque bajemos ahí no se notará demasiado.

Hemos visto la información que da Endesa Distribución. La siguiente captura muestra la información que da Unión Fenosa Distribución en su web. La línea horizontal marca la potencia contratada en ese hogar, 2,5 kW. Si miramos, veremos que desde abril no se ha superado esa barrera, por lo que esa casa puede quedarse como está. Tampoco bajar, porque el margen es limitado.

Ufd

Hasta finales de mayo de 2022 puedes cambiar gratis dos veces la potencia

Generalmente, tanto bajar la potencia como sobre todo subirla suele tener un coste importante, que la compañía comercializadora hace pagar al consumidor. Sin embargo, ante los cambios en la factura de junio, se abrió un período (desde el 1 de junio de 2021 hasta el 31 de mayo de 2022) en el que se puede cambiar de potencia gratuitamente hasta dos veces.

Es decir, que si bajamos mucha potencia y vemos que nos quedamos cortos, podemos pedir que nos la suban de nuevo. Y en ninguno de los dos casos habrá que pagar. Hay que aprovechar este período de gracia, porque bajar suele costar 10€, y subir, 60 euros por cada kW.


La noticia

Bajar la potencia para ahorrar en la luz: cómo saber por Internet si puedes hacerlo según tus picos de consumo

fue publicada originalmente en

Genbeta

por
Antonio Sabán

.