Home
Nosotros
Servicios
Portafolio
Hosting
Blog
Contáctanos

He vuelto a probar el plan barato de Netflix con anuncios. Y mi opinión ha cambiado radicalmente

En noviembre del año 2022 Netflix dio el salto para implementar en nuestro país un plan de suscripción con anuncios, el ya famoso Netflix con anuncios. El objetivo era paliar el aumento de precios en el plan estándar que podía provocar una fuga de suscriptores que no pudieran pagar esta cantidad de dinero al mes o que simplemente pensaban que no merecía la pena.

En un primer momento, probamos este plan, pero no nos gustó nada debido a la gran cantidad de limitaciones que presentaba en el catálogo o incluso en la calidad. Pero un año después he querido darle una nueva oportunidad para comprobar si ha mejorado y si ahora merece la pena pagar por 5,49 euros al mes a cambio de ver anuncios.

Mi situación particular se va a hacer ya más de medio año en el que me encontraba pagando el plan estándar. Pero llegó un momento en el que no encontraba sentido a pagar más la suscripción porque lo veía demasiado caro para el contenido que se estaba ofreciendo a cambio de casi 13 euros al mes de suscripción. Es por ello que di la baja del servicio, y la verdad es que no lo llegue a echar de menos, salvo algunas series en concreto.

Pero el hecho de que mejorara el plan estándar con anuncios hizo que a principios de este 2024 me aventurara a pagar la suscripción más básica de 5,49 euros al mes para saber si merecía la pena. A priori la idea es que estás pagando la mitad que la suscripción estándar solo por ver algunos anuncios. Y la realidad es que mi experiencia ha sido mucho mejor de lo que esperaba.

La publicidad está presente, pero no es muy molesta

La llegada de la publicidad era inevitable a estas plataformas debido a la subida de precios en los planes estándar. Esto es algo que hemos visto en otras muchas plataformas como por ejemplo Disney+ o HBO Max. Y la realidad es que es una publicidad que está bien instaurada al no ser demasiado agresiva. Algo que ha costado varios meses ajustar.

Charlesdeluvio Jtmwd4i4v1u Unsplash 2

Durante mi experiencia en el uso de este plan estándar, la duración de los anuncios no llega a los dos minutos por cada hora de reproducción. Normalmente, se puede encontrar un anuncio al principio al arrancar un nuevo episodio de una serie (que no al reanudarla), y después tres pausas repartidas en cada hora de reproducción. Estos están marcados en la línea de tiempo en color amarillo, como ocurre por ejemplo en YouTube.

La duración de los anuncios es de 30 segundos, que no es demasiado largo y solo hay uno en cada parada publicitaria. Durante mi prueba, pude ver la serie de ‘House’, cuyos episodios tienen una duración de entre 40 y 45 minutos. En este caso pude encontrar 3 anuncios, lo que supone una publicidad de 2 minutos (sumando el anuncio inicial).

La cosa cambia si paso a programas de mayor duración, como por ejemplo ‘Pesadilla en la Cocina’. Tiene una duración normalmente de hora y cuarto, y aquí sí que encontramos cuatro paradas publicitarias de 30 segundos, y por ende dos minutos y medio de anuncios, contando el anuncio inicial.

De esta manera, se puede ver que el ‘descanso’ publicitario que hay que soportar no es demasiado intrusivo. Por experiencia, en otras plataformas si que se pueden encontrar anuncios de más duración o que son más intrusivos al venir varios seguidos siempre. En este caso, sólo algunas veces hay dos anuncios seguidos, pero uno de ellos de menor duración.

También he podido notar que la publicidad está muy bien programada en zonas donde no hay diálogos. Normalmente en alguna transición. Puede que esté hecho aposta teniendo en la mano los diálogos, aunque también puede ser una casualidad.

Tras abonar la suscripción se piden diferentes datos para poder afinar los anuncios. Entre estos datos se encuentra el género y también la fecha de nacimiento. De momento, lo cierto es que no he notado una gran adaptación a mi perfil, teniendo una experiencia similar a los anuncios que veo en la televisión normalmente.

Anuncios

Un catálogo que está (casi) completo

Algo que me echaba totalmente hacia atrás en el arranque de este plan estándar con anuncios era la disponibilidad del contenido. No entendía por qué si pagaba la suscripción no podía ver todo el catálogo que había disponible, y me tenía que perder ciertos estrenos. De esto ha aprendido Netflix y ahora mismo no he tenido problemas para ver cualquier tipo de serie o película en dos dispositivos de manera simultánea.

Esto ha hecho que pueda estar en mi ordenador viendo una serie y continuarla en el televisor sin ningún tipo de problema. Es algo que ya disfrutaba en el plan estándar y que tengo en este que es más económico y que sin duda es un ‘plus’ para no ‘echar de menos’ pagar más de seis euros extra cada mes.

Pero hay una pequeña excepción. Tal y como hemos podido comprobar en la web especializada de Just Watch, en la suscripción estándar se pueden encontrar 5.240 títulos disponibles, mientras que en la suscripción estándar con anuncios se encuentran 5083 títulos. Esta es una diferencia de 157 títulos.

A priori durante mi experiencia en esta suscripción no he echado de menos y sinceramente no he encontrado ninguna serie o película con el clásico candado que se puede encontrar en el caso de que no esté disponible.

Calidad y sonido no son importantes para mí

Otro importante puede llegar a ser la calidad de imagen y sonido que se disfruta en cada una de las series. En mi caso particular, viniendo del plan estándar, no he notado absolutamente ninguna diferencia, pues se mantiene la calidad de reproducción en 1080p. Es cierto que en el anterior plan con anuncios se veía reducida la calidad hasta los 720p, hecho que no tenía ningún tipo de sentido. Pero esto ha quedado en el pasado.

Querer disfrutar del contenido en 4K y con un audio espacial solo está reservado para aquellas personas que abonen 17,99 euros al mes. Para mi caso particular no tiene sentido este salto y me siento cómodo en el plan estándar, ya que no cuento ni con el sistema de sonido adecuado ni tampoco con pantallas 4K. Esto hace que no sea un motivo para tener que pagar más de 12 euros extra al mes. Y la realidad es que si lo tuviera, únicamente sería una inversión adecuada si consumiera a diario sus contenidos. No es mi caso.

Netflix Ordenador

Descarga de contenido disponible en todos los dispositivos

Otro punto importante es la descarga del contenido offline en los dispositivos. Esto es algo fundamental de cara a cuando se va a viajar a zonas donde no hay una buena conexión WiFi y no se quiere usar la conexión de datos móviles. En este plan se va a poder disfrutar sin ningún tipo de problema.

Algo que yo me preguntaba es si estos anuncios se llevaban también a los contenidos descargados o no. A priori, en el contenido que he podido descargar en el móvil, he podido ver cómo al ejecutar el contenido descargado no ha aparecido el anuncio de inicio.

Ni durante la transmisión ni tampoco en el momento de hacer la descarga he tenido que consumir ninguno de los anuncios. Además, la descarga se ha realizado sin ningún tipo de problema y rápidamente. Esto es algo que me ha sorprendido, ya que puede ser una manera de ‘esquivar’ los anuncios, al descargar todos los contenidos y reproducirlos de manera offline siempre.

Conclusión: el plan estándar con anuncios se puede recomendar

Pese a que hace un año mi compañero reconocía que eran imposible de recomendar el plan (y con muchas razones a su favor), los cambios que han hecho y que he podido probar han cambiado completamente esta visión. El hecho de que con este plan con anuncios se pueda ver exactamente el mismo contenido y a la misma calidad que con el estándar hace que solo tenga una diferencia: 2 minutos de anuncios por cada hora de contenido aproximadamente.

Entonces se debe hacer la siguiente pregunta: ¿merece la pena ver 2 minutos de anuncios por cada hora de reproducción o pagar más de 6 euros extra al mes? Bajo mi punto de vista merece la pena pagar la mitad de suscripción y aguantar unos pocos minutos de anuncios durante el contenido que tampoco son demasiado intrusivos.

Como he comentado a lo largo del artículo, no he tenido problemas y no echo de menos mi suscripción estándar de Netflix. Pero lógicamente cada persona es un mundo, y puede que alguien le dé tanta importancia a su tiempo que estos dos minutos de anuncios no le gusten nada y prefiera gastar un extra. Este extra se puede ahorrar e invertir en otras plataformas de streaming para tener un abanico más amplio de contenidos.

Imágenes | charlesdeluvio Giordano Rossoni Juraj Gabriel

En Genbeta | Pese a las subidas de precios de Netflix, las descargas de torrents y otros P2P han bajado mucho en España. Estas son las cifras


La noticia

He vuelto a probar el plan barato de Netflix con anuncios. Y mi opinión ha cambiado radicalmente

fue publicada originalmente en

Genbeta

por
José Alberto Lizana

.

Iniciar chat
1
💬 Necesitas ayuda?
Scan the code
JAHNISSI PERU
Hola 👋
Podemos ayudarte?