Home
Nosotros
Servicios
Portafolio
Hosting
Blog
Contáctanos

Windows 11 hará mucho más complicado cambiar de navegador predeterminado (y en general, de cualquier aplicación predeterminada)

Hace años —concretamente, desde las polémicas investigaciones antimonopolio que siguieron a la Guerra de los Navegadores de finales de los 90— que la cuestión del establecimiento del navegador predeterminado en los sistemas Windows es un asunto delicado para Microsoft.

Así, por ejemplo, la Browser Ballot Screen, la pantalla con la que Microsoft presentaba al usuario la posibilidad de elegir entre varios navegadores además de su propio Internet Explorer, ha cumplido ya 11 años.

Sin embargo, ahora, con la llegada del nuevo Windows 11, Microsoft ha vuelto a tomar una medida relacionada con la posibilidad de cambiar de navegador que se percibe como un paso atrás y empieza a preocupar a sus competidores.

Docenas de pasos para cambiar lo que antes se solventaba con un par de clics

En Windows 11, al igual que en el 10, se muestra un mensaje cuando instalas un nuevo navegador y abres un enlace web por primera vez. Pero, al contrario de lo que ocurre en Windows 10, ese mensaje ofrecerá ahora tu única oportunidad para cambiar fácilmente de navegador.

Y es que, a menos que marques la opción de “Usar siempre esta aplicación” —cosa que es muy fácil olvidar—, el navegador predeterminado no cambiará. Por supuesto, sigue siendo posible indicar al sistema operativo que cambie cualquier aplicación predeterminada…

…pero es que Windows 11 también ha cambiado la forma de hacer eso: ya no se cambia en bloque de ‘navegador web’, sino que hay que ir cambiando la aplicación predeterminada** para cada tipo de archivo y protocolo**:

Así, cambiar con qué aplicación se abren los archivos *.HTM no tendrá ningún efecto a la hora de abrir un archivo *.HTML, ni tampoco a la hora de abrir hiperenlaces HTTP (sí, los HTTPS también habrá que configurarlos aparte).

En definitiva, un proceso innecesariamente largo y pesado, así como poco accesible para el usuario menos versado en las interioridades del sistema, que suponemos que también generará problemas a la hora de cambiar de visualizador de imágenes o de reproductor multimedia (imaginemos tener que configurar cada formato posible por separado…).

Predeterminadas

Así se ve ahora la sección ‘Aplicaciones predeterminadas’ de la configuración de Windows 10: permite cambiar en bloque las aplicaciones por categorías, no sólo formato a formato.

¿Qué opinan sus rivales? ¿Y la propia Microsoft?

En palabras de Selena Deckelmann, vicepresidenta senior de Firefox,

Estamos cada vez más preocupados por la tendencia mostrada por Windows. Desde Windows 10, los usuarios han tenido que adoptar medidas adicionales e innecesarias para establecer y conservar la configuración predeterminada de su navegador. Estas barreras son confusas, en el mejor de los casos, y parecen diseñadas para socavar la elección del usuario cuando el navegador elegido no es de Microsoft”.

Un portavoz de Vivaldi se manifiesta en el mismo sentido en The Verge:

Microsoft ya cuenta con un historial haciendo cosas así, y parece que están empeorando progresivamente. Con cada nueva versión de Windows, cada vez resulta más difícil [cambiar los valores predeterminados]. Parecen entender que la única forma de lograr que las personas usen sus navegadores es encerrándolos”.

Hiroshi Lockheimer, responsable del desarrollo de Chrome y Chrome OS en Google, se posicionó sobre estos cambios en Twitter:

“Esto de la compañía que dice ser la más abierta […] Espero que esto sea solo cosa de la preview para desarrolladores, y que la versión definitiva de Windows 11 esté a la altura de lo que dicen de ella. Porque esto está lejos de ser una ‘elección'”.

Por último, los responsables del navegador Brave no sólo se unen al resto de competidores de Microsoft Edge en sus críticas, sino que recuerdan otro movimiento reciente con el que Microsoft decidió ignorar la elección del usuario, forzándole a usar su navegador. Estamos hablando de la introducción del widget de ‘Noticias e intereses’, cuyos enlaces se abrían, invariablemente, usando el navegador Edge.

Pero, ¿y si se trata de un mero error de la versión preliminar de Windows 11 y en realidad Microsoft no desea causar tantos problemas al usuario? Teniendo en cuenta el modo en que la compañía justifica estos cambios, esgrimiendo que mejoran el control del sistema por parte del usuario, no parece probable:

“Con Windows 11, [permitimos a los usuarios] personalizar y controlar los valores predeterminados a un nivel más granular, eliminando las categorías de aplicaciones […]. Windows 11 continuará evolucionando con el tiempo; si aprendemos de la experiencia del usuario que hay formas de hacer mejoras, lo haremos”.

Vía | The Verge


La noticia

Windows 11 hará mucho más complicado cambiar de navegador predeterminado (y en general, de cualquier aplicación predeterminada)

fue publicada originalmente en

Genbeta

por
Marcos Merino

.